Recursos

Encuentra las herramientas que estabas buscando: documentos, imágenes, libros, sitios Web, podcasts y aplicaciones. Complementa tus clases. Tienes la opción de buscarlas por medio del tipo de recurso o por categoría. Haz filtros y localiza tu material fácil y rápido.

Características

Categoría: Planificación
Formato: PDF

Desarrollar la práctica reflexiva en el oficio de enseñar: Profesionalización y razón pedagógica.

La presente obra profundiza en algunos aspectos de la formación de un profesor reflexivo. El capítulo 1 “De la reflexión en la acción a una práctica reflexiva”, examina los conceptos básicos de la práctica reflexiva.

El capítulo 2, “Saber reflexionar sobre la propia práctica: ¿es éste el objetivo central de la formación de los enseñantes?”, enumera y explica  las razones por las cuales la formación inicial de los enseñantes debe dejar un amplio espacio a la práctica reflexiva, a la vez como método y como objetivo de formación.

El capítulo 3, “La postura reflexiva: ¿cuestión de saber o de habitus?” argumenta sobre la necesidad de coordinar la transmisión de saberes académicos con los saberes prácticos en la formación docente.

El capítulo 4, “¿Es posible formar una práctica reflexiva mediante la investigación?” examina la cuestión de la iniciación a la investigación como en educación como estrategia de formación en la práctica reflexiva.

El capítulo 5, “ La construcción de una postura reflexiva según un procedimiento clínico” intenta sintetizar una concepción del procedimiento clínico que le asigna un objetivo doble: el saber analizar casos complejos, como una competencia deseada en sí misma, y como un medio para construir nuevos conocimientos sobre la enseñanza.

El capítulo 6, “El análisis colectivo de la práctica como iniciación a la práctica reflexiva”, especifica la situación de un método de formación que parte de la práctica y propone un retorno reflexivo, el cual puede realizar de manera solitaria o en equipo pedagógico. Todo con el objetivo de lograr una transformación de identidad o de movilización en una dinámica de cambio.

El capítulo 7, “De la práctica reflexiva al trabajo sobre el habitus”, esboza un método de formación que trabaja explícita y directamente sobre el habitus profesional y sus componentes; es decir, trabajar en lo que sustenta la propia práctica del docente: la memoria, la identidad, los conocimientos, el saber hacer, las actitudes, las representaciones mentales, la pertinencia de la “próxima vez”, etc.

El capítulo 8, “Diez desafíos para los formadores de enseñantes”, intenta hacer un inventario de las implicaciones de las transformaciones en curso y de la orientación hacia la práctica reflexiva para el oficio de formador de enseñantes y su propia profesionalización.

El capítulo 9, “Práctica reflexiva e implicación crítica”, propone una mirada global de la problemática, relacionando más claramente la postura reflexiva  con la posición de los enseñantes en la sociedad. La dimensión reflexiva no sólo es una garantía de la regulación de las prácticas profesionales, es una forma de entroncar el oficio con la misión de la escuela.

El capítulo 10, “La práctica reflexiva  entre razón pedagógica y análisis del trabajo: vías de apertura”, cumple la función de conclusión provisional.

Ana Karen García Olivares

Estudiante de Pedagogía en la Universidad Panamericana y becario del Centro de Innovación Educativa.