Artículos

Explora esta sección y descubre propuestas sobre cómo relacionarnos con los estudiantes, cómo planear mejores clases, qué estrategias y actividades de enseñanza implementar y cómo evaluar, entre otras estrategias para mejorar como profesor. No te olvides de compartir tus opiniones y experiencias en los comentarios.

¿Cómo el tono humano construye un ambiente de aprendizaje?

Proyectar tono humano

El aula requiere de un ambiente de trabajo agradable y cálido que invite a los alumnos a tomar las riendas de su aprendizaje. Propiciar un ambiente que lo favorezca debe ser uno de los objetivos a lograr del profesor. Él es quien debe elegir la mejor manera de acercarse a sus estudiantes. De acuerdo a su propio estilo docente, el profesor moldea aquella interacción y cercanía con el alumno.

La competencia clave para construir un ambiente de aprendizaje es el tono humano. Éste se refiere a la forma de comportarse con los demás de una manera amable, cordial, delicada y respetuosa (Flores, 1996: 8). Los alumnos perciben el tono humano del profesor cuando muestra respeto hacia ellos y hacia sí mismo, manteniendo siempre interés por sus estudiantes. “Cree que todos los alumnos desean y quieren aprender y que, hasta que no se muestre lo contrario, pueden hacerlo” (Bain, citado en Universidad de Navarra; 2006: 8).  

Un docente con tono humano será aquél que mantiene con sus estudiantes una relación cuyo pilar es la confianza, proyectando una actitud de apertura y humildad. No sólo invierte y cree en sus estudiantes, sino que se los hace saber constantemente. Refleja en todo momento el tono humano con su capacidad de escucha, su sinceridad y honestidad, su capacidad para fomentar el diálogo constructivo y la interacción respetuosa que tiene con sus estudiantes (Villa; 2007: 235).

Es, pues, importante tener criterios claros de conducta de nuestra labor docente para lograr un tono humano que favorezca la adquisición de aprendizajes de manera individual y grupal. Gracias a esta práctica, los estudiantes y el profesor pueden enriquecerse y aprender de sus actividades diarias, puesto que se sienten motivados  para hacer los cambios necesarios y crecer.

Para crear este clima, el profesor con tono humano es aquél que (Bain, citado en Universidad de Navarra; 2006: 8):

  • Comparte los objetivos del curso para que los alumnos se sientan y formen parte activa de su propio aprendizaje.

  • Establece reglas a partir de la relación profesor-alumno; pero se trata de un contrato entre ambos, de tal modo que se pueden cambiar y ajustar.

  • Tiene como eje la confianza en su relación con el discente y siempre busca invertir en él.

  • Tiene una intensa y gran preocupación por  sus estudiantes, quienes reconocen su entusiasmo por la enseñanza y una seguridad ante los retos que ello conlleva.

  • Muestra humildad, puesto que se reconoce como un aprendiz en el aula. Percibe sus limitaciones y los problemas que surgen en la docencia y, en consecuencia, reflexiona cuánto más puede sobre su labor como profesor, haciendo ver a sus discentes que también aprende de ellos.

  • Muestra un trato personal a cada estudiante, recuerda sus nombres y los llama por tal, reconoce las participaciones asertivas de sus éstos haciendo alusión a ellas en el desarrollo de la clase.

  • Habla de sus éxitos y logros, así como de errores, problemas o frustraciones que ha atravesado a lo largo de su experiencia profesional como una manera de hacer reflexionar al estudiante, abrir canales de diálogo y crear un ambiente que lo invita a compartir sus propias experiencias.

El tono humano no se aprende con lecciones, sino que es una forma de vida, una virtud ejercida de forma constante y consistente. De esta manera, un profesor construye un ambiente de aprendizaje en el que sus estudiantes se hacen conscientes de su propia dignidad y de la dignidad de quienes lo rodean, a fin de que en su vida personal y profesional reflejen el mismo tono humano que se les proyectó en su experiencia en el aula.

Licencia de Creative Commons
¿Cómo el tono humano construye un ambiente de aprendizaje? by Lucía Rosas Libreros is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en www.cie.up.edu.mx.

Lucía Rosas Libreros

Estudiante de Pedagogía de la Universidad Panamericana. Trabajó como becaria en el Centro de Innovación Educativa.

Fuentes de Consulta

  • Flores, Graciela M. (1996). Saber ser. Cómo vivir el tono humano en las relaciones sociales. México: Panorama Editorial. 
  • Universidad de Navarra. (2007). Lo que hacen los mejores profesores de la universidad: Apuntes sobre el libro de Ken Bain. España: Servicio de Innovación Educativa.
  • Villa, Aurelio y Poblete, Manuela. (2007). Aprendizaje basado en competencias. Una propuesta para la evaluación de las competencias genéricas. Bilbao: Mensajero.

Material Externo

  • ¿Cuál es la necesidad de cuidar el tono humano y promoverlo a nuestro alrededor? El Prelado del Opus Dei, Javier Echevarría, en su carta pastoral del año 2011 habla del tono humano como una virtud necesaria para la formación humana: http://www.opusdei.es/art.php?p=45670#Tonohumano
  • ¿Cuál es la importancia de establecer la confianza como pilar en nuestras relaciones? ¿Qué se puede hacer para mejorarlas? ¿Cómo saber si las personas se comportan de manera confiable? Este artículo menciona que la confianza es el poder, el poder para inspirar e influir; además ofrece consejos prácticos para fortalecer sus relaciones y convertirlas en cables de conexión a cables de acero: http://www.mindtools.com/pages/article/newLDR_46.htm
  • En la película Escritores de la libertad, Hilary Swank interpreta a una profesora que ingresa a una escuela dividida por problemas raciales, pero que gracias al tono humano que proyecta, logra crear un vínculo de confianza con sus estudiantes e inspirarlos a superar sus prejuicios. A continuación te proporcionamos el link del trailer de esta inspiradora película: http://www.youtube.com/watch?v=JhXMJlm852A