Artículos

Explora esta sección y descubre propuestas sobre cómo relacionarnos con los estudiantes, cómo planear mejores clases, qué estrategias y actividades de enseñanza implementar y cómo evaluar, entre otras estrategias para mejorar como profesor. No te olvides de compartir tus opiniones y experiencias en los comentarios.

Quiero confrontar en mis estudiantes sus concepciones previas.

CONFLICTO COGNITIVO

Cuando escuchamos la palabra “conflicto”, rápidamente se nos vienen a la mente significados con un matiz negativo. El mismo diccionario de la Real Academia (2011), lo define como un “combate, lucha, pelea”, un “enfrentamiento”, un “apuro, situación desgraciada y de difícil salida”.

Pero, ¿puede tener esta palabra un sentido positivo? Y más aún, como profesores, ¿tenemos que causar conflicto en nuestros estudiantes? La respuesta a estas preguntas es positiva. El conflicto llega a ser valiosísimo y necesario en el aula. Pero, ¿en qué sentido?

En algún momento, el estudiante tendrá que modificar sus concepciones y saberes previos para dar lugar a nuevas teorías. Para que esto suceda, debe existir un conflicto cognitivo, en donde se sienta insatisfecho de aquello que ya sabe, para encontrar posteriormente, una teoría más completa y adecuada.

Los conflictos cognitivos son, precisamente, “perturbaciones intelectuales, capaces de provocar insatisfacción en el estudiante con respecto a sus propios conocimientos” (Villani & Orquiza, 1995, p. 280). Estos “combates” y “situaciones de difícil salida” son los que hacen que nuestros estudiantes tomen un papel activo en su aprendizaje y se cuestionen, piensen, reflexionen. Se libran “enfrentamientos” en su cabeza, los cuales colaboran para razonar y en un último momento, evitar la disonancia conceptual.

Ahora bien, ¿cómo podemos suscitar el conflicto cognitivo en nuestros estudiantes? La clave está en presentarles situaciones problemáticas. Para hacerlo, puedes preguntarte lo siguiente (Instituto de Nuestra Señora de Luján, p. 4):

El problema es …

  • … complejo?: Tiene muchas facetas, no está estructurado, está abierto a preguntas, se va transformando, no se resuelve fácilmente y no hay una respuesta única.

  • … sólido?: Los conceptos son centrales para comprender el tema en cuestión.

  • … fascinante?: Despierta la curiosidad de los alumnos, atiende a sus necesidades, intereses o preocupaciones.

  • … investigable?: Debe existir información disponible.

  • … significativo?: Se relaciona con cuestiones sociales actuales.

  • … transferible?: Los aprendizajes que resultan son aplicables a otros temas o situaciones de la vida.

Recuerda tener identificado el objetivo que quieres lograr, el proceso para llegar a la meta y la manera de evaluar el resultado final. El desarrollo se facilitará si utilizas los conocimientos previos de tus estudiantes, evita el exceso de información y estimula nuevas preguntas.

Como profesores, nuestra tarea es “desafiar intelectualmente a los estudiantes” (Bain, 2007, p. 39). La labor educativa no se trata de dar respuestas y llenar cabezas; sino de sembrar dudas y formar personas.

A continuación te presentamos un ejemplo:

Licencia de Creative Commons
Quiero confrontar en mis estudiantes sus concepciones previas by Isabel Diez Uriarte is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Isabel Diez Uriarte

Pedagoga por la Universidad Panamericana. Trabajó en el Centro de Innovación Educativa redactando artículos y noticias sobre apoyo a la docencia, innovación educativa y asesoría universitaria.

Fuentes de Consulta

  • Bain, K. (2007). Lo que hacen los mejores profesores de la universidad, (2ª ed.). España: Universidad de Valencia.
  • Instituto de Nuestra Señora de Luján. (s. f.). El aprendizaje por resolución de conflictos cognitivos. Argentina: El autor.
  • Real Academia Española. (2011). Conflicto, en Diccionario de la Lengua Española, (22ª ed.). España: El autor.
  • Villani, A. & Orquiza de Carvalho, L. (1995). Conflictos cognitivos, experimentos cualitativos y actividades didácticas, en Enseñanza de las ciencias: revista de investigación y experiencias didácticas, 13(3), 279-294