Artículos

Explora esta sección y descubre propuestas sobre cómo relacionarnos con los estudiantes, cómo planear mejores clases, qué estrategias y actividades de enseñanza implementar y cómo evaluar, entre otras estrategias para mejorar como profesor. No te olvides de compartir tus opiniones y experiencias en los comentarios.

Mis gestos, movimientos, tono y ritmo de voz tienen que reflejar aquello que quiero enseñar

Comunicación no verbal

Nuestros gestos y movimientos, así como nuestra forma de ser, pueden decir más que mil palabras. Se dice acertadamente, por ejemplo, que una sonrisa es el camino más corto entre dos personas. Y es que, de hecho, tal y como afirma Mehrabian, nuestra comunicación se apoya principalmente – más del 90% - en elementos no verbales (citado en Investigación y Educación, 2004, p. 2).

La comunicación no verbal se refiere a la eficacia en la transmisión de ideas, conocimientos y sentimientos por medio de los signos no verbales que complementan, modifican y a veces sustituyen el lenguaje verbal (Villa, 2007, p. 183).

Esta competencia incluye la comunicación kinésica o cinética – que se refiere a los movimientos que hacemos con el cuerpo, los gestos y el dominio del espacio – y la comunicación paralingüística – que comprende la modificación de la voz, sonidos y silencios.

Cada uno de estos elementos tiene un significado especial y como profesores, tenemos que cuidar la manera en que los utilizamos puesto que pueden constituir un obstáculo en la consecución de nuestros objetivos o una gran herramienta para potenciar el aprendizaje. A continuación se describe cada uno de ellos, de manera que la balanza se pueda inclinar del segundo lado (Palau, 2000, p. 29):

  • Expresiones faciales: Los movimientos y gestos que hacemos con nuestra cara pueden mostrar afectividad, rechazo, sorpresa o interrogación.

  • Labios: Una sonrisa transmite satisfacción; mordernos los labios denota inseguridad; y la boca caída demuestra decepción.

  • Movimientos corporales: Las manos, brazos y, en general, todo el cuerpo pueden transmitir distintos mensajes. Una reverencia muestra afectividad; los brazos abiertos transmiten incomprensión; mover mucho las manos o los pies puede demostrar nerviosismo.

  • Apariencia física: Este elemento es uno de los más importantes en las primeras impresiones que damos. La higiene, el cuidado personal y la forma de vestir pueden facilitar o dificultar la comunicación.

  • Mirada: Los ojos y la mirada tienen una influencia enorme. Al mirar a los ojos, hay veracidad e intensidad; mientras que una mirada caída puede significar arrepentimiento o vergüenza.

  • Espacio: La distancia con la audiencia ayuda a alcanzar los objetivos. Se necesita un equilibrio. Mientras que estar demasiado lejos demuestra desinterés; acercarse mucho puede expresar la invasión del espacio personal del otro, el exceso de confianza. Estar en una posición más elevada promueve la sensación de dominio y poder.

  • Tono de voz: Se refiere al volumen, inflexiones y énfasis. Variando el tono de voz podemos transformar un discurso monótono en un interesante.

  • Ritmo de voz: Es la velocidad y las pausas que utilizamos al hablar. Es muy importante para la comprensión del mensaje.

Por supuesto que no podemos ser definitivos en estas interpretaciones. Sin embargo, al ser una parte importante en nuestra comunicación, tenemos que controlar nuestros signos no verbales, de manera que enfaticen nuestras ideas y reflejen nuestras palabras.

Licencia de Creative Commons
Mis gestos, movimientos, tono y ritmo de voz tienen que reflejar aquello que quiero enseñar by Isabel Diez Uriarte is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Isabel Diez Uriarte

Pedagoga por la Universidad Panamericana. Trabajó en el Centro de Innovación Educativa redactando artículos y noticias sobre apoyo a la docencia, innovación educativa y asesoría universitaria.

Fuentes de Consulta

  • Investigación y educación. (2004). El paralenguaje en la enseñanza de segundas lenguas, en I+E: Revista Digital de Investigación y Educación, 11. Recuperado de http://goo.gl/Wm545A.
  • Palau, J. (2000). Comunicación no verbal: La sonrisa de la Gioconda, en Plataforma del conocimiento, 32. Recuperado de https://goo.gl/1tQVJ1.
  • Villa, A., & Poblete, M. (2007). Aprendizaje basado en competencias: Una propuesta para la evaluación de las competencias genéricas. Bilbao, España: Mensajero.

Material Externo

  • Los mitos de la comunicación no verbal (Harvard University): Existen muchos mitos sobre la comunicación no verbal, mismos que se derriban en este artículo. Al fin y al cabo, podemos hacer ciertas interpretaciones; pero los signos no verbales pueden ser engañosos: http://goo.gl/vFW4uz.