Artículos

Explora esta sección y descubre propuestas sobre cómo relacionarnos con los estudiantes, cómo planear mejores clases, qué estrategias y actividades de enseñanza implementar y cómo evaluar, entre otras estrategias para mejorar como profesor. No te olvides de compartir tus opiniones y experiencias en los comentarios.

Caso de éxito utilizando Flipped Classroom

Las profesoras Nahieli Greaves y Rosario Castellanos, del ESDAI, nos comparten su caso de éxito al implementar  la metodología de Flipped Classroom en su clase:

¿Qué materia imparten?

Impartimos la materia de Bioquímica de Alimentos, que trata sobre el estudio y la aplicación de los componentes químicos de los alimentos.

¿Cuánto tiempo llevan impartiendo esa materia?

Yo (Nahieli) llevo aproximadamente 10 años. Yo (Rosario) llevo 4 años dándola.

¿Nos pueden contar un poco sobre el proyecto que están haciendo con su clase?

Claro que sí. El proyecto que hemos hecho está basado en la metodología de Flipped Classroom, o Aula Invertida. Lo estamos haciendo con alumnas de primer semestre y hemos tenido resultados muy positivos.

Lo que estamos haciendo es cambiar todas las clases de la materia. Es decir, hemos transformado cada sesión en un espacio en donde las alumnas puedan practicar lo que aprenden a través de distintos ejercicios. Por ejemplo: jugar con modelos moleculares, tener discusiones en clase, contestar preguntas,  hacer exposiciones con rotafolios, entre otras cosas. La mayor parte de la teoría la dejamos para ver en casa. Utilizamos una plataforma llamada Crazy for Education, en donde subimos videos con los contenidos de cada sesión. Las alumnas  pueden ver los videos las veces que quieran y a la hora que quieran. La plataforma te indica quienes ya abrieron el video y también te da un reporte del tiempo que estuvieron viéndolo.

¿Qué fue lo que las motivó a cambiar su clase?

Bioquímica de Alimentos es una materia que no les gusta a las alumnas, y también es muy pesada para el docente que la imparta. En semestres pasados, contínuamente nos preguntábamos qué hacer para facilitar el contenido de la misma; hacer más liviana la clase.

Comenzamos por cambiar la forma de trabajo incluyendo foros de discusión de artículos. Las alumnas  exponían un artículo y creaban preguntas del mismo para enviarlas a un foro presencial. La estrategia nos ayudó para que investigaran un poco más, sin embargo, no logramos que estuvieran motivadas por la clase.

Otro intento fue armar un juego de jeopardy con los temas de las clases, entre los tres salones que tenemos. Los resultados fueron muy diversos; hubo equipos muy motivados y otros no. El equipo que ganó fue por mérito de una sola niña. Esta estrategia no logró un cambio profundo.

Tomando como aprendizaje los esfuerzos pasados, investigamos mucho y nos encontramos con la metodología de Flipped Classroom.

¿Con qué retos se han enfrentado al implementar esta metodología?

Hay mucha libertad para que las alumnas aprendan por su propia cuenta. Esto les causa ansiedad; para ellas esto ha sido un cambio de paradigma en la forma de aprender. También hay mucho nerviosismo sobre la evaluación que hacemos basándonos en esta manera de trabajar. Las alumnas firmaron un reglamento con las nuevas políticas de la clase, que incluye ver los videos de forma obligatoria para entrar a la clase, participación activa y evaluación contínua. Al final del semestre entregarán un portafolio de evidencias de todas las actividades que están realizando junto con las conclusiones de clase. No obstante, nosotras les hemos hecho saber que éste es un proyecto piloto y por ello han tenido la confianza de acercarse a nosotras para su retroalimentación.

Otro reto es en la parte técnica de utilizar Flipped Classroom.  Es mucho trabajo hacer la producción de videos y planeación de actividades, hay que comprometerse. También hay que darse el tiempo para aprender a usar la plataforma, ya que ésta se actualiza constantemente según las necesidades de los usuarios.

¿Cuáles han sido los beneficios de usar Flipped Classroom?

Se ha logrado un mayor diálogo con las alumnas; pueden abarcar más contenidos por las discusiones que se generan en clase; sus argumentos son más contundentes y profundos. Esto ha causado que haya una interacción más personal entre nosotras y ellas; se ha roto la relación jerárquica.

Otro de los beneficios es el incremento muy notorio de la motivación. Las alumnas se han hecho responsables de su propio aprendizaje. Siguen usando el celular en clase pero para investigar conceptos.

También hemos visto que el proceso de aprendizaje se refuerza. Cada alumna puede ver los videos en su celular o en su laptop; pueden repetir o pausar el video la cantidad de veces que sea necesario y aprender la teoría a su propio ritmo.

¿Cuál ha sido el impacto del proyecto en su desarrollo profesional?

Hemos reafirmado la importancia de interactuar con cada alumna. Esta relación debe estar basada en la confianza y el compromiso mutuo. También hemos concientizado nuestra capacidad por mejorar día con día. Hemos superado nuestra estructura mental tradicional de cómo planear una clase. Todo esto no sería lo mismo sin el gran apoyo e impulso de la coordinación.

Agradecemos a la doctora Nahieli y a la maestra Rosario por compartirnos su caso de éxito. ¡Muchas gracias!

Armando Alemán Juárez

Pedagogo por la Universidad Panamericana, especialista en desarrollo de contenido del Centro de Innovación Educativa (CIE).

Material Externo

  • Te invitamos a conocer la plataforma que están utilizando las profesoras, Crazy for Education: http://goo.gl/UVvZsN