Artículos

Explora esta sección y descubre propuestas sobre cómo relacionarnos con los estudiantes, cómo planear mejores clases, qué estrategias y actividades de enseñanza implementar y cómo evaluar, entre otras estrategias para mejorar como profesor. No te olvides de compartir tus opiniones y experiencias en los comentarios.

¿Cómo orientar a mis alumnos en periodos de estudio estresantes?

Actualmente, la vida universitaria es muy demandante para los estudiantes: clases, proyectos, actividades extracurriculares y, en muchos casos, trabajo. La combinación de todos estos factores provoca que la mayoría de los universitarios pasen gran parte de su tiempo presionados, especialmente durante los períodos de estudio intensos, como son los exámenes y entregas parciales o finales.

Existen dos tipos de estrés en los estudiantes universitarios: el saludable y el perjudicial (Ross,S; Niebling, B., Heckert, T., 1999). El estrés saludable consiste en una sensación de preocupación, que impulsa a los estudiantes  a ser  más exitosos.  Es decir, cuando se presenta en un grado de preocupación normal, puede ser un factor de motivación para esforzarse y lograr las metas escolares (Driscoll, E.,  2011).  En cambio, el estrés perjudicial genera preocupación en exceso y un sentimiento de ansiedad. Dicha sensación, lejos de contribuir a un desempeño académico exitoso, provoca la pérdida  de control sobre las actividades académicas  (Ross, S., 1999).

La principal causa de estrés perjudicial en los estudiantes universitarios es la organización deficiente del tiempo y de las prioridades (Driscoll, E., 2011). Una mala organización ocasiona el desaprovechamiento del tiempo, al tener poca claridad en las prioridades de actividades a realizar diariamente o de manera paulatina. Por ende, la acumulación de tareas, entregas de proyectos y fechas de exámenes, provoca una sensación de ansiedad que bloquea la mente de los estudiantes y genera el bloqueo de aprendizajes significativos (2011).

A continuación te presentamos una lista de 5 pasos a seguir para aconsejar a tus alumnos sobre cómo orientarlos en el establecimiento efectivo de prioridades, así como en la organización del tiempo (Grant, H., 2012).

1.- Establecer una lista de prioridades: ¿Cómo puedes tener claras tus prioridades si no has pensado en cuáles son? Una manera es plasmarlas por escrito. Puedes pedirle a tus alumnos que elaboren una lista con todas las tareas, proyectos y exámenes pendientes que tengan y, posteriormente, ordenen esa lista de acuerdo a su nivel de importancia y de urgencia. Para saber qué actividades son importantes y cuáles urgentes, el estudiante deberá preguntarse si la acción a realizar repercute algún aspecto de su vida (importancia), o si debe completarse a la brevedad (urgencia). Las prioridades también se pueden determinar por el nivel de energía que requieren al hacerlas. De esta manera, las acciones que impliquen mayor esfuerzo y actividad  intelectual serán idealmente agendadas en los momentos del día en donde la persona cuente con mayor energía para realizarlas.   

2.- Establecer un plan de trabajo de acuerdo a las prioridades: Una vez que tus alumnos tengan su lista de actividades, también pueden establecer un plan para llevarlas a cabo. Para ordenar las tareas en un plan de trabajo, se debe tomar en cuenta, en primer lugar, el impacto que va a tener la realización de la tarea, y en segundo lugar, el esfuerzo necesario para hacerlo.  A continuación te presentamos una herramienta de Mindtools (2014)  útil para clasificar las tareas de acuerdo al impacto y al esfuerzo:

Alto impacto, bajo esfuerzo

Son las tareas más atractivas porque te resultados de     alto impacto a cambio de un esfuerzo relativamente         pequeño. Aconsejale a tus alumnos centrarse en este       tipo de tareas tanto como puedan.

 

Alto impacto, alto esfuerzo

Son proyectos que dan buenos resultados, pero que   requieren mucho tiempo y esfuerzo. La universidad   está llena de proyectos de este tipo, es necesario         que los alumnos identifiquen cuáles son y                     establezcan, con anticipación, el tiempo que tienen     que utilizar para llevarlas a cabo.

Bajo impacto, bajo esfuerzo

Este tipo de actividades no requieren mucho esfuerzo,     pero tampoco tienen un alto impacto. Pueden                   realizarse durante el tiempo libre.

Bajo impacto, alto esfuerzo

Este tipo de actividades hay que evitarlas ya que no   tienen un alto impacto, pero sí requieren de mucho   esfuerzo que podría ser utilizado para otras tareas.  

 

Si los alumnos clasifican sus tareas utilizando el cuadro anterior, determinarán qué actividades  realizar primero, y con cuánto tiempo de anticipación hacerlo.

3.- Establecer rutinas para cumplir el plan de trabajo: Es difícil cumplir el plan de trabajo si las personas no tienen rutinas. Hacer ejercicio en las mañanas, darse un tiempo establecido diariamente para comer, fijar una hora para irse a dormir; todo esto contribuye a la productividad del estudiante, lo cual mejora su ritmo de trabajo y disminuye el estrés (2012).

4.- Tomar en cuenta el tiempo libre: Tus estudiantes pueden tomar en cuenta la gestión del tiempo libre, que debe ser constante para mantener un bajo nivel de estrés. Recuerda, también, que realizar las actividades a tiempo es cumplir con los momentos del día que se les asignó. Si los tiempos no se cumplen, el alumno probablemente tendrá que utilizar su momentos de ocio para trabajar.

5.- Aprender a decir “no”: Tu alumno tiene que aprender a decir que no ciertas veces. Expresar una negativa implica decírselo a los demás, así como a uno mismo. Para los estudiantes, negarse a las distracciones implica también evadir a las personas distractoras, así como la resistencia a hacer otras cosas que provocan la pérdida de tiempo, como es navegar por internet sin propósito o ver la televisión.

Si tu alumno practica estos pasos de manera constante, la organización de su tiempo será más eficiente y servirá para repartir su día en partes más favorables. Estas recomendaciones también sirven para mejorar el proceso de aprendizaje de tu alumno y prepararlo para el mundo laboral. 

Licencia de Creative Commons
¿Cómo orientar a mis alumnos en periodos de estudio estresantes? by Maximiliano Camiro Vásquez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Maximiliano A. Camiro Vásquez

Estudiante de pedagogía en la Universidad Panamericana y becario del Centro de Innovación Educativa.

Fuentes de Consulta

  • Driscoll, E. (2011). Stress in college: What causes it and how to combat it. Fox Business http://bit.ly/1Q9whPs
  • Grant, H. (2012). Nine ways successful people defeat stress. Harvard Business Review http://bit.ly/1r6mHAi
  • Mindtools. (2014). The Action Priority Matrix: Making the most of your opportunities. Mindtools Ltd. 
  • Ross, Sh; Niebling, B., Heckert, T. (1999). Sources of stress among college students. EBSCOhost College Student Journal http://bit.ly/1DK9mVv

Material Externo

  • Lifehack da a conocer una lista muy completa acerca de aplicaciones que puedes recomendar a los estudiantes para ayudarlos con la organización de sus prioridades y de su tiempo:http://bit.ly/1bVQCWo
  • La Universidad de Darmouth brinda algunos consejos para manejar el estrés universitario:http://bit.ly/1zkfLqy