Artículos

Explora esta sección y descubre propuestas sobre cómo relacionarnos con los estudiantes, cómo planear mejores clases, qué estrategias y actividades de enseñanza implementar y cómo evaluar, entre otras estrategias para mejorar como profesor. No te olvides de compartir tus opiniones y experiencias en los comentarios.

¿Cómo constatar que mis alumnos son capaces de llevar el conocimiento a la práctica?

En el siglo XXI, lo que se recomienda en cuanto a educación superior es que los alumnos participen activamente en su aprendizaje. Aunado a esto, el contexto social exige que los alumnos sean capaces de llevar a la práctica lo que aprenden en la universidad. Es decir, obtener las herramientas necesarias para ingresar al mundo laboral y desarrollarse exitosamente en el mismo. Para lograr lo anterior, es importante que, a la hora de planear tus cursos, identifiques qué habilidades quieres que tus alumnos adquieran.  

En el libro de Ken Bain (2004), What the best college teachers do, el autor comenta que, para demostrar si los alumnos pueden aplicar en la vida real el conocimiento aprendido en clase, deben ser capaces de:

  • Resolver un problema: Puede ser intelectual, físico, artístico, práctico, o abstracto. Lo importante es que sean capaces de solucionar los retos que enfrentan en su vida diaria.

  • Trabajar en equipo: Que puedan trabajar de manera colaborativa, tanto en proyectos de su carrera como en el mundo laboral.

  • Aplicación de actividades educativas en espacios prácticos: Que los estudiantes puedan aplicar en la práctica los saberes aprendidos en la clase. Es decir, que sean capaces de entender la utilidad de la teoría.  

De acuerdo con Ruby Evans (citado en Kent-Walsh, 2014), investigadora de educación del Centro de Enseñanza y Aprendizaje de la Universidad Central de Florida, la transferencia del saber a la práctica es un fenómeno que debe evaluarse a través de distintos métodos, no solamente uno. Se recomienda utilizar dos enfoques para elaborar instrumentos de evaluación, directos o indirectos. Con el directo puedes observar la capacidad del alumno de realizar determinada tarea. Por ejemplo, cómo los alumnos manipulan cierto material en una experimentación práctica o cómo se desempeñan en debates, exámenes orales, presentaciones y simulaciones.  Con el indirecto puedes inferir la habilidad que tus alumnos tienen con base en la información que ellos generan. Algunos ejemplos son: proyectos, investigaciones, estudios de casos, exámenes escritos, infografías y portafolios.

¿Qué más puedes emplear para evaluar la transferencia del saber de tus alumnos? La Universidad de Cornell (2015) recomienda utilizar las siguientes herramientas:

  • Plantillas para planes de evaluación: Éstas te ayudarán a saber cómo y qué empezar a medir, ya que indican los elementos fundamentales a incluir en cualquier evaluación.

  • Rúbricas: Especifican y separan los indicadores que esperas evaluar. Toman una escala de mayor a menor, considerando las habilidades prácticas que el alumno cumple respecto a determinados niveles de desempeño.

  • Especificaciones de prueba: Aseguran que en tus preguntas se reflejen los objetivos de aprendizaje esperados.

Recuerda utilizar distintos tipos de evaluación para medir la aplicación del conocimiento en la práctica. Cada alumno es único; por ello, la manera de evaluar su aprendizaje influenciará en cierta medida para la obtención del éxito escolar. Si decides usar diferentes tipos de evaluación, podrás valorar distintas habilidades; tener mayor equilibrio, y más exactitud a la hora de medir y formar estudiantes competentes para el ámbito laboral (O´Farrel, 2013).

Mayte Gallástegui Fernández

Estudiante de Pedagogía en la Universidad Panamericana y becario del Centro de Innovación Educativa.

Fuentes de Consulta

  • Bain, K. (2004). What the best college teachers do. Harvard University Press. 
  • Cornell University, Office of the Provost (2015). Putting it into practice. 
  • Kent-Walsh, J. (2014). Sample Teaching Philosophies. Faculty Center for Teaching and Learning. 
  • O´Farrell, C.(2013). Enhancing student learning through assessments.